Inicio > Fútbol > B NACIONAL

San Martín: Moreira, con el gol bajo el brazo

Comparti 0
LA VIDA LE SONRÍE. Rodrigo Moreira disfruta de cada práctica y cada partido; está feliz de haber llegado a San Martín. la gaceta / foto de hector peralta ampliar (1 foto)
La noticia de la próxima llegada de su primer hijo activó en el defensor la faceta goleadora.

Vive el mejor momento desde su llegada a Tucumán. Logró afianzarse como titular, alcanzó la regularidad para transformarse en uno de los pilares defensivos de San Martín, sacó a relucir su gran faceta ofensiva y recibió la mejor noticia del año: será papá por primera vez.

“Estoy muy feliz. Todo está saliendo de manera perfecta; espero que siga así”, le confiesa Rodrigo Moreira a LG Deportiva.

De un tiempo a esta parte, el central es pieza clave del equipo que dirige Diego Cagna. A su seguridad por arriba, le agregó solvencia en cada cruce, lo que le permitió afianzarse dentro del equipo titular. “Estoy cada vez mejor; me siento muy bien. Llegué buscando continuidad y con el correr de los partidos encontré mi mejor nivel. Sé que tengo que seguir creciendo, buscando mejorar día a día, a la par del equipo. Espero seguir de esta manera”, avisa “Chiqui”, dejando en claro que su felicidad no se remite sólo a lo deportivo. “Voy a ser papá y es algo que me llena el corazón de felicidad. Eso es algo que me motiva muchísimo, por eso los goles son dedicados a mi mujer y a mi hijo”, agrega.

Moreira se siente pleno en Tucumán. Cada día que pasa se convence más de que su decisión de venir no fue una mala elección. “Desde el día que en que llegué me trataron de mil maravillas. Me hicieron sentir muy cómodo y eso creo que ayudó para que yo pueda rendir bien dentro del campo”, desliza antes de explicar sus sueños de cara al futuro cercano. “Quiero seguir sumando minutos de juego, mejorando día a día a la par de un equipo que se está afianzando. Sé que es muy pronto, y que debemos pensar partido a partido, pero me encantaría lograr el ascenso con San Martín”, cierra Moreira, el central que se defiende atacando y que vive su mejor momento.

La tragedia área que sufrió la delegación de Chapecoense cuando viajaba a Medellín para jugar la final de la Copa Sudamericana conmovió al mundo del fútbol.

Desde cada rincón del globo terráqueo ofrecieron ayuda para una población, que quedó devastada. Los homenajes también estuvieron en cada lugar donde se respire fútbol, por eso La Ciudadela no será la excepción.

Un grupo de hinchas, a través de las redes sociales, impulsó la movida para que el estadio se vista íntegramente de verde, color de Chapecoense.

Los organizadores pidieron que los hinchas lleven globos y humo de ese color para homenajear a las víctimas de la tragedia.

Pero eso no es todo. Gerónimo García Mirkin, encargado del departamento Prensa del club, dejó en claro que antes del arranque del duelo de mañana, se hará un emotivo acto. “La idea es que ambos equipos y la terna arbitral ingresen con pancartas alusivas. Además, se realizará una suelta de globos verdes, un minuto de silencio y los jugadores lucirán un brazalete negro”, explicó.

Así, por unos minutos, La Ciudadela será el Arena Condá de Chapecó.