Inicio > Rugby > RUGBY / SELECCIONADO TUCUMANO

El último sacrificio

Comparti 0
TÁCTICO. Tucumán se enfocó en mejorar la comunicación, una de sus debilidades. la gaceta / foto de Analía Jaramillo (archivo) ampliar (1 foto)
La “Naranja” promete quemar las naves ante Nordeste

Mañana se terminará la que para algunos fue la semana más larga del mundo, para otros la más corta, y para todos la más difícil. Tucumán concluyó anoche la preparación para su partido más importante del año, una que debió afrontar cargando el peso de su propia historia y de las críticas que no aceptan que la “Naranja” vuelva a tener los pies tan cerca del barranco, como hace 13 años.

Con nada para ganar y mucho para perder, los jugadores pusieron la cara y trabajaron sobre los errores que los trajeron hasta acá, para no darle a Nordeste la más mínima posibilidad de sorprender.

“A esta altura del año, y después de haber soñado con otro panorama para este Argentino, se hace difícil mantener la cabeza arriba. En el entrenamiento del martes nos costó un poco arrancar, pero después hicimos un poco de contacto y se activaron. Trabajamos en eso y en tener una buena comunicación, es que en lo que queremos basar nuestra fuerza para esta final”, comentó el entrenador Diego Vidal.

En principio, un eventual cuadro de apuestas pagaría fortunas por un triunfo de Nordeste, pero Tucumán tiene en claro que el pecado más capital sería subestimar al seleccionado conformados por jugadores de Chaco y Corrientes. “El mensaje fue trabajar con humildad y solidaridad, es decir, entregar un poco más de cada uno. Como en toda final, ya se siente el cosquilleo interno. Hay presión, por supuesto, pero es parte del juego y hay que aprender a disfrutar de él, tanto de las cosas buenas como del sacrificio que exige”, señaló Vidal.