Inicio > Tenis > TENIS / COPA DAVIS

Break point a la sede neutral

Comparti 0
Casi tres horas tardó Federico Delbonis en recorrer unas 30 cuadras de Azul, su ciudad natal. El campeón de la Copa Davis tardó una hora menos en vencer a Ivo Karlovic. telam ampliar (1 foto)
El fervor de la final puso en duda un proyecto

Ignacio Encabo - DPA

El ambiente que se vivió durante la final de la Copa Davis entre Croacia y Argentina podría complicar los planes de la Federación Internacional de Tenis (ITF) de cambiar el formato de la competición y que la definición se juegue en una sede neutral. La ITF anunció en septiembre un plan de reforma para la Davis y la Copa Fed que incluye la final en sede neutral y una posible reducción de los partidos masculinos de cinco a tres sets. El proyecto de David Haggerty, máximo jefe del tenis, fue recibido con escepticismo en los sectores más tradicionales del deporte de la raqueta. Y la final en Zagreb fue un punto para los detractores.

“Hay una atmósfera increíble. La decisión de que la final se juegue en una sede neutral parece cada vez mejor con cada punto que se disputa”, tuiteó con ironía el británico Jamie Murray, número uno en dobles. “Señor Haggerty, cuando usted ve a este público, ¿todavía piensa en una final de la Davis en sede neutral?”, se preguntó el francés Julien Benneteau, campeón de Roland Garros por parejas en 2014.

Los 14.000 aficionados que llenaron el Arena Zagreb crearon un ambiente que por momentos parecía una caldera. “El ambiente que hay es espectacular”, explicó el español Juan Margets, ex jefe del comité de la Copa Davis de la ITF. “Me considero un tradicionalista, pero hay que moverse, hay que modernizarse”, aseguró. “No estamos convencidos del escenario neutral para la final”, señaló a “La Nación” Armando Cervone, presidente de la Asociación Argentina de Tenis y miembro del comité de la Davis. “Lo mejor es mantener este esquema, aunque entendemos que eso genera dificultades”, agregó.

Si nunca fue en sede neutral, ¿por qué la ITF quiere cambiarlo ahora? “En una sede neutral que se elija con varios años de antelación se puede hablar con los patrocinadores con mucho tiempo. De lo contrario, nos deja con las manos atadas en cierto sentido a la hora de negociar con ellos”, explica Margets.

Otra idea de la ITF es reducir de cinco a tres sets los encuentros. Si este año hubiera sido al mejor de tres, Argentina no sería campeona, pues Marin Cilic iba con dos parciales de ventaja en el cuarto punto ante Juan Martín del Potro antes de caer. “Miren la tensión que hay en esas caras. No lo reduzcan nunca a tres sets. ¡De esto es de lo que se trata!”, pidió el campeón de Wimbledon de 1987, el australiano Pat Cash. No todos los tenistas son contrarios a las modificaciones. “Tiene que cambiar”, dijo Novak Djokovic.

“No se puede esperar que juguemos cada serie si son después de los torneos de Grand Slam; son cansadoras y sólo tenemos dos piernas y dos brazos”, afirmó el serbio.

Tags