Inicio > Fútbol > LIGA DE ESPAÑA

Messi celebró junto a Thiago otro título de Barcelona

0 0
JUNTOS. "Lio" y Thiago fueron actores principales de los festejos en el Camp Nou. REUTERS ampliar
El rosarino cargó en sus brazos a su hijo durante la ceremonia de coronación y hasta se puso su chupete.
BARCELONA, España.- Emoción, homenaje y familia fueron hoy los tres pilares de la fiesta del Barcelona en el Camp Nou por la consecución del título de la Liga española.

El equipo azulgrana recibió hoy, tras la victoria por 2-1 sobre Valladolid, la copa que lo coronó campeón por vigesimosegunda vez en su historia. La celebración estuvo condimentada por un profundo sentimiento de emoción, acorde a la difícil temporada que debieron atravesar la plantilla y el cuerpo técnico.

"Ha sido un año difícil, se ha ganado la liga, pero lo más importante es que Abi y Tito están con nosotros", dijo el capitán Carlos Puyol con micrófono en mano ante un Camp Nou a medio llenar.

Poco antes, el defensor les había entregado la copa a los propios Tito Vilanova y Eric Abidal para que alzaran el trofeo en una de los momentos más emotivos que se recuerden de los últimos cuatro títulos de liga del Barcelona.

Tanto el entrenador como el lateral francés tuvieron que vencer al cáncer durante la actual temporada, lo que les obligó a mantenerse durante meses alejado de sus responsabilidades en el club.

"Es un placer ofrecerles esta liga. La hemos tenido un año fuera de Barcelona, pero ahora ya la tenemos aquí otra vez. Sin la ayuda de ustedes, todo hubiera sido mucho más difícil", dijo Vilanova ante la afición.

La fiesta estuvo caracterizada por la mesura. Mientras Puyol y el entrenador se dirigían a la afición, el resto del plantel recibió en brazos a sus hijos para compartir la fiesta en familia.

Así se pudieron ver las primeras imágenes de video de Lionel Messi con su hijo Thiago, vestido con ropa deportiva del Barcelona. El crack se mantuvo ajeno a todas las bromas del resto de la plantilla, se mantuvo ensimismado en el vínculo con su hijo y, con los fuegos de artificio de fondo, regaló una imagen única para los aficionados del Barcelona.

La fiesta terminó con la habitual vuelta de honor y luego el baile en el círculo de la mitad de cancha alrededor de la copa.

Barcelona tuvo su fiesta en el Camp Nou y ya tiene nuevamente la copa de la liga en sus manos, por cuarta vez en los últimos cinco años. Posiblemente la temporada más dura en lo personal para el plantel finalizó con una fiesta tan merecida como emotiva. (Dpa)